lunes, 26 de marzo de 2007

Chapa y Pintura

Buenas camaradas, joder con el blog de los cojones, cuando se empieza ya no se puede parar. Si no lo has probado no lo hagas, crea adicción.

Mira que te lo dije....!!!!

En fin, dos retortijones recorren hoy mis tripas, hermanitos. Voy a ver si me tiro dos pedos y se me pasa.

La noche empezó floja, mas de lo mismo, “only in America”; asistí a una velada amenizada por “el catedrático de la palabra, “Jules” (Samuel L. Jackson, en Pulp Ficcion), se trata de “coach carter(2005)” donde su director Thomas Carter (puta casualidad que se llame carter también, pa´mi que este cabrón puso en el google “carter” y dijo: “ a ver que historia puedo contar!!, ó peor aún, algún guionista le presento el proyecto por su apellido, y este lo acepto) nos cuenta una historia basada en hechos reales, donde la única virtud de su protagonista “Carter” (cruce de Clint en El sargento de hierro, Robin Willians en El club de los poetas muertos y Michelle Pfeiffer en Mentes peligrosas) es tener principios. Se me caían las lagrimas viendo al orador de versos, explotar granos de adolescente y enseñarles a afeitarse.

Entre pitos y flautas pasa media de la media noche, demasiadas palomitas de mantequilla, demasiado James Brown cantando “living in America” ó eso pensaba yo.... jejeje.

Zap, zap, a3; no se si alguno habéis visto un programa en MTV “pimp my ride” donde un pastorcito llamado xzibit se dedica a arreglar el coche de sus conciudadanos, tuneando sus bugas.
A cambio nuestro maestro de ceremonias este xzibit y sus colegas tuneros, no te piden que reconozcan sus caretos en Grand Theft Auto San Andrea´s. Tan solo, que dejes que se rían un poco de ti y que fuerces la sonrisa hasta quedar desencajado, no sin antes decir que este programa ha cambiado tu vida.

Bien, pues eso mismo me enseño anoche Teresa Viejo, la verdad, solo vi el final del programa, pero me dejo el mismo gusto a “coche nuevo”.
Prefiero no entrar en detalles sobre las comparativas del antes y después mientras las imágenes de la participante bailaban el chotis en la pantalla, y una voz en off decía; “antes era fea y ahora es guapa y esta segura de ella misma”. No entro porque, quien soy yo para juzgar a alguien que es capaz de someterse a eso, Ole sus Huevos!!!. Por ahí no van los tiros; aunque James Brown luchaba por salir otra vez....

Por lo que me repitió el programa, fue por la salida de tan linda “muñeca”, la cual tras un mes sin ver a su familia asistía al reencuentro.
¿Puede una mujer, que ha estado toda su vida acomplejada, cambiar realmente, por un poco de chapa y pintura?. Yo creo que no, y su mirada creo que me lo confirmo. Aunque las expectativas así lo vaticinaban.
También ayudo Teresa, ahhhh.... preguntas como, Crees que tu marido, te mirara más?, no hacían mas que reafirmar las respuestas, que los ojos de la participante me decían.

Pimp my ride también cambia motores.... amiga Teresa.

Menos mal que el campeonato mundial de cross country desde Mombasa estaba al quite para arreglar la noche.

Alabuyeeeee

3 comentarios:

Juampa dijo...

Hau!!
Entiendo tu pique bloguero porque lo he sufrido en mis carnes, pero el tunning nome llega nada, aunque sé cual es el programa ese de "pimp my ride".
Ala!

Juampa dijo...

Desafortunadamente vivimos en una sociedad visual, y sí! somos como coches tuneados y en especial las mujeres.

Chuso dijo...

Ésto me lo veía venir. Le has cogido el gusto y ahora necesitas tu dosis de rallitas (de letras) para poder dormir. Me encanta que te hayas picado y que nos des un poco de ti todos los días. Eres grande, mister. Ahora sólo te has de dejar llevar...