jueves, 6 de septiembre de 2007

Rema macho, Rema macho, ehhh, ehhh.

Bueno, pues ya se terminaron las vacaciones. Este año Mijas, y joder con la costa del sol. Yo diría la costa del hormigón. La verdad es que no tienen vergüenza ni un metro de playa, desde Málaga a Marbella que es lo que vimos sin construir. Esa era la comidilla que tenia, y mira tu por donde le vi las orejas al lobo.

Este lobo vino el 22 de agosto en forma de 50 l/m2, y las risas pá los de Fuengirola, el pueblo donde íbamos a comprar. Aquel día los que dejaron el coche en el parking del acuopolis, se podían haber ahorrado la entrada.

Y es que no me extraña, ni una puta alcantarilla, ni una puta salida natural para dejar llegar el agua a la playa. Que si. Que la pela es la pela. Ahora podía yo al Julián Muñoz y al alcalde de Fuengirola a limpiar coches.


Tanto glamour con el puerto Banús, y es Bisecas.

Puerto Banús.. ahhhh eso de banús siempre me ha sonado a mono, y es que es muy gracioso el circo que tienen ahí montado, que si, que solo faltan los plátanos.

Bentley, Ferrari (allí vi el enzo, 349 unidades en todo el mundo, y ahora en fascículos) y Yates a tutiplé en el propio puerto deportivo.

Tienen un paseo donde veras de todo menos una sonrisa.

Los que están en los yates: Estos putos muertos de hambre aquí a dar por culo.

Los que están paseando: Mira ese pedazo de cabrón, lo podrio que esta.

No pude evitarlo, sentí ganas de tirarles un plátano a los de las jaulas, digo los yates mientras lucían sus lujos y se esforzaban en no mirarme. Eso me dio ganas de reír, y fui cuando al mirar a mi alrededor vi que la envidia no tiene cara de risa, toda la gente tenia cara de mala leche. Gracioso no?

Pa´ gracioso, ver a las mamis con las niñas recién barnizas del brazo. Como las paseaban a ver si alguno de los que llevan reloj grande y pintas fluorescentes, picaban al olor del celo. Increiblebleble.

2 comentarios:

Juampa dijo...

Es impresionante lo gracioasa que puede resultar una visión sagaz del entorno.Estoy deacuerdo contigo absolutamente. Es lamentable comprobar cómo también cuando uno sale a desconectar del tiburoneo cotidiano se encuentra más de lo mismo.

Salu2 Brother.

Chuso dijo...

Dos tetas tiran más que un Ferrari, dos yates y cien plátanos Banús. Está bien eso de hijo futbolista o hija pianista, pero putón verbenero puede ser mucho más rentable.
En cuanto al alicatado de la costa, poco que añadir. En el afán de solar hasta el último metro cuadrado se les olvida dejar agujero para desagüe.
Espero que los pescaditos en la playa no contuvieran hormigón.
Ahh!! La foto patriótica ya la había visto. Quiero más!!